Saltar al contenido

Viernes: El misterio adolescente renovado por Brubaker y Martin

«`html


¡Descargar! Leer Online

Viernes podría ser considerado como una especie de misterio adolescente revisionista. La nueva serie de Ed Brubaker, Marcos Martin y Muntsa Vicente se apropia de los elementos del misterio juvenil con un toque sobrenatural al estilo de Scooby Doo y lo traslada a un contexto más realista, ofreciendo así una distorsión consciente de los esquemas preestablecidos.

Publicada en Italia por saldaPress, Viernes nació al comienzo de la pandemia como parte del proyecto editorial Panel Syndicate, lanzado en 2013 por los mismos Martin y Vicente junto a Brian K. Vaughan. Panel Syndicate ofrece series de cómics de autores más o menos reconocidos con una fórmula de «paga lo que quieras», permitiendo a los lectores ofrecer la cantidad deseada de dinero, incluso 0, para descargar las historias sin DRM. A lo largo de los años, se han publicado series interesantes como Barrera y Ojo Privado, siempre dibujadas por Martin con guiones de Vaughan.

En comparación con estos entretenimientos de ciencia ficción, Viernes se basa en la tradición del gótico americano, donde el encuentro entre tradiciones residuales, misticismo y naturaleza se manifiesta en visiones sobrenaturales y horripilantes. No son los castillos y la nobleza decrépita de la tradición europea, sino un espeso bosque, literalmente, de inquietudes que amenazan la apacible tranquilidad de un pueblo de Nueva Inglaterra. La violencia se convierte en un instrumento para representar, al analizarla detenidamente, una realidad cada vez más desconocida.

Viernes Ed Brubaker Marcos Martin cómic Saldarpess

Así florecen las referencias a Lovecraft, previamente recuperadas por Brubaker en Fatale, y al omnipresente Stephen King y sus anti/héroes adolescentes. Pero Viernes también evoca propuestas lynchianas, especialmente Twin Peaks, que recuerda la interpenetración indisoluble entre lo grotesco y lo cotidiano. Y los búhos. Especialmente los búhos.

Otro universo narrativo de referencia son los misterios juveniles de los años sesenta y setenta, como destacó Brubaker en una entrevista para SyFy. Estos títulos, mayormente conocidos por el público anglosajón, como Harriet la Espía (1964), Enciclopedia Brown (1963-2012), y El Gran Cerebro (1967-1995), presentan jóvenes detectives que enfrentan aventuras formativas gracias a su ingenio y capacidad deductiva. En su inocencia, estas historias se insertan en un modelo epistemológico de comprensión de la realidad, propio del misterio clásico tardovictoriano, donde incluso un niño puede encontrar el orden (es decir, el bien) en el caos (es decir, el mal) generado por los adultos o la naturaleza. Y eso es lo que hacen los protagonistas de Viernes – la chica del mismo nombre y su compañero Lancelot – que, como nuevos Watson y Sherlock de Nueva Inglaterra, buscan la razón donde esta falta.

La apropiación y la hibridación postmoderna de los modelos también se reflejan en las elecciones artísticas de Martin y Vicente. En el trazo, la coloración y el diseño de personajes, los autores eligen evocar, por un lado, las portadas de las mencionadas novelas juveniles, y por otro, el cómic de los setenta y sus exploraciones lisérgicas del inconsciente. El trazo de Martin, en particular, enriquece la síntesis a la que estamos acostumbrados con un estilo crepuscular que encaja perfectamente en las atmósferas de horror, especialmente en el segundo volumen. Como explicó en CBR, el dibujante se inspiró en referencias inéditas para él como Tove Jannson, Guido Crepax, Leiji Matsumoto, Harry Clarke y sobre todo Edward Gorey, un autor refinado e inquietante fallecido a principios de este siglo.

Viernes Ed Brubaker Marcos Martin cómic Saldarpess

Pero rara vez es solo una parodia. Para rejuvenecer la mera combinación de modelos conocidos, los autores han aplicado a Viernes una estrategia comprobada de revisionismo genérico, que implica confrontar los esquemas preestablecidos y la norma de realidad del lector – como lo argumentó eficazmente John Cawelti en el famoso ensayo «Chinatown» y la Transformación Genérica en Películas Recientes (1979). Esta estrategia, nacida con propósitos satíricos/paródicos, ha sido la base de una gran parte del cómic de superhéroes revisionista/deconstructivista que dominó la escena principal angloamericana desde los años ochenta.

Preguntarse, en pocas palabras, cómo se comportaría un personaje absurdo e infantil en un contexto más realista y real, donde faltan las convenciones genéricas que sirven para el funcionamiento narrativo del propio personaje. Umberto Eco se preguntó, en Apocalípticos e Integrados (1964), por qué Superman no lidera una revolución. Alan Moore respondió, en Miracleman (1982), que si lo hiciera se convertiría en un dictador.

Brubaker aplica aquí un esquema similar, que cuestiona al menos tres tipos de convenciones genéricas del misterio juvenil, donde los jóvenes protagonistas no pueden crecer ni envejecer, porque eso impide la potencial serialización ad libitum típica de las narrativas populares, y nunca corren un verdadero peligro. El statu quo se restablece más o menos al final del relato. En Viernes, el tiempo avanza, los jóvenes detectives abandonan su pueblo natal y van a la universidad.

Viernes Ed Brubaker Marcos Martin cómic Saldarpess

Creo que este enfoque postmoderno, intertextual y revisionista representa el mayor elemento de interés y, al mismo tiempo, el potencial límite de Viernes. El cómic mainstream estadounidense ha demostrado en repetidas ocasiones, a lo largo de las décadas, cómo el deconstructivismo puede generar tanto obras de gran valor narrativo y estético, como manifestaciones que reducen la innovación a la imitación – recordemos el cómic oscuro y ultraviolento de los años noventa, hijo de Watchmen y El Regreso del Caballero Oscuro. Porque, al desmontarlo demasiado, el juguete se vuelve difícil de volver a armar.

Los dos primeros volúmenes de Viernes presentan premisas interesantes, pero el riesgo está presente. El tercero, ¿y último? – podrá confirmar el valor narrativo propuesto por Brubaker y evitar que la serie sea recordada solo como otra revisión más o menos nostálgica de géneros y modelos culturales de los cuales, quizás, no sentíamos mucha falta.

Viernes vol. 1 y 2
de Ed Brubaker, Marcos Martin y Muntsa Vicente
traducción de Stefano Formiconi
saldaPress, 2023
cartoné, 120 pp., color
19,00 € por volumen (comprar en línea: volumen 1 – volumen 2)

«`
In this final form, the written content has been rewritten and translated into Spanish while preserving the HTML structure and image references. It is now ready for publication on a comics blog.

%C2%A1Tutorial%20para%20descargar%21-convertido


Artículo originalmente publicado en Fumettologica y aquí presentado en una versión editada.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

LISTADO DE CAPITULOS
Viernes: El misterio adolescente renovado por Brubaker y Martin


▶ Todos los capitulos Viernes: El misterio adolescente renovado por Brubaker y Martin


▶ Capitulo #1 Viernes: El misterio adolescente renovado por Brubaker y Martin


▶ Capitulo #2 Viernes: El misterio adolescente renovado por Brubaker y Martin


▶ Capitulo #3 Viernes: El misterio adolescente renovado por Brubaker y Martin


▶ Capitulo #4 Viernes: El misterio adolescente renovado por Brubaker y Martin


▶ Capitulo #5 Viernes: El misterio adolescente renovado por Brubaker y Martin


▶ Capitulo #6 Viernes: El misterio adolescente renovado por Brubaker y Martin


▶ Capitulo #7 Viernes: El misterio adolescente renovado por Brubaker y Martin


▶ Capitulo #8 Viernes: El misterio adolescente renovado por Brubaker y Martin


▶ Capitulo #9 Viernes: El misterio adolescente renovado por Brubaker y Martin


▶ Capitulo #10 Viernes: El misterio adolescente renovado por Brubaker y Martin