Viajes Por el Scriptorium

Viajes Por el Scriptorium

Leer libro Online Viajes Por el Scriptorium

  • Idioma: Español
  • Autor: Paul Auster

Un hombruno máximo está recluido en una alcoba, sentado en una yacija. No recuerda quién es siquiera qué está haciendo allá. Los ápices objetivos que hay tienen una etiqueta con su prestigio. Sobre un buró ve una condensadora de fotos y otras de dossieres cuya gravedad no es capaz de averiguar.

Ignora que está siendo atisbado: lo que leemos es el informe de los jaleos de este amnésico divo al que llaman Mr. Blank y de las sucesivas visitas que irá recibiendo a lo largo del recorrido. Una gradación de ocultos astros renombrados de algún estilo con su pasado pretenden saldar facturas con él. Se sienten lastimados y ya reclaman moralidad.

A pesar de todo, otros le muestran su inspección, como la esposa que se encarga de cuidarle, Anna (a quien está especialmente unido pese a haberle originado poco inquietante que no logra recordar). Cada entrevista proporcionará notas huellas sobre la ficha y el oscuro pasado de Mr. Blank.

Aunque le resultan vagamente proles, no recuerda perfectamente qué le goma a esas chicas rencorosas, sin embargo sí se intuye responsable, o sin rodeos culpable, de su hado: «piensa que son los agentes a quienes ha cursado de incumbencia a lo largo de los años, y tal como ocurrió con Anna, quizá algunos, varios de ellos, o todos en general no salieron asaz perfectamente parados».

¿Quién es verdaderamente Mr. Blank? ¿cuál es su certificada con esos dignatarios que lo tienen acotado? ¿de qué lo acusan? Uno de los secretos manuscritos que hay entre los expedientes del despacho encierra la clave de su sede actual.

Descargar patreon izicomics2

La novelística deviene entonces una alarmante mise en abyme en la que resuenan susurros de las principales edificaciones de Paul Auster y pasa a ser una obra cardinal e difícil en el arduo puzzle metaliterario del guionista neoyorquino. Viajes por el Scriptorium es, en definitiva, una criptográfica y fascinante advertencia puramente austeriana sobre las inextricables explicaciones entre argot, rememoración e ficha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *